Aceite de Argán: El Oro De Marruecos.

Hay mucho que decir sobre el aceite de Argán y su beneficios para la piel, pelo y cuerpo.

Se extrae del fruto del árbol de Arganda Spinosa que crece en el suroeste de Marruecos, donde es usado tanto nutricionalmente como cosméticamente desde hace siglos.

Una de las características que lo hace único es precisamente que sólo se encuentra en este lugar de todo el planeta.

Su extracción es un verdadero rito exclusivo de las mujeres bereberes que pasa de generación en generación sin alterarse.

El árbol produce frutos de color verde claro, del tamaño de una nuez en cuyo corazón se encuentra un hueso comprendido por 3 almendras. Los frutos se secan sobre el suelo entre 15 días y un mes. Una vez seco, las mujeres machacan la nuez hasta librear las almendras, que después se trituran hasta obtener una pasta viscosa que se mezcla y amasa para extraer el aceite.

Existen dos variedades de aciete de Argán:

– El aceite natural propiamente dicho, que es el empleado en cosmética. 

– El aceite que se extrae en frío de semillas de argán previamente tostadas, cuya extraccion es artesanal, y se utiliza sobre todo en cocina. 

 

Composición

Concentrado único en Vitamina E y ácidos grasos esenciales Omega 3 y Omega 6 que son antioxidantes de referencia para convatir el envejecimiento y prevenir el desecamiento prematuro de la piel.

Entre los nutrientes que posee también destacan:

– Ácidos grasos esenciales, un 80% de su composición.

– Vitamina E

– Fitoesteroles: compuestos naturales de origen vegetal que ayudan al disminuir el colesterol alto.

 

Propiedades

Hidratante. Los ácidos grasos insaturados son los encargados de conservar la estructura celular para retener el agua manteniendo una hidratación óptima de la piel.

Nutrición intensa. La elevada presencia de vitaminas antioxidantes cuidan perfetamente a las capas del cutis frente a los radicales libres.

Antiedad y regenerador. Ayuda a restaurar el metabolismo natural, reduciendo las arrugas, mejorando el estado de la piel y consevándola suave y tersa.

Penetra fácilmente y no obstruye los poros.

– Actúa eficazmente contra las estrías, reduciendolas.

– Aporta elasticidad a la piel. 

– Aplicado en el cuerpo, produce un efecto relajación en las quemaduras solares gracias a su efecto cicatrizante.

– Se puede usar para la psoriasis y neurodermitis. 

– Fortalece uñas débiles con tendencia a quebrarse.

– En el pelo aporta brillo y fortaleza, lo hidrata y genera volumen.

 

Como podemos ver, el aceite de argán es una pieza fundamental en la cosmética de hoy. Es por eso que en Naturfarmacia no podemos dejar de recomendarlo. El aceite de argán es un producto natural lleno de cualidades que nos ayudarán a mantener nuestra piel y pelo sanos y en perfectas condiciones.  

A través de nuestra web obtendrás un 20% de descuento en estos productos.