Antimosquitos: ¿cómo deben aplicarse?

Con el aumento de las temperaturas, las actividades al aire libre y los viajes de vacaciones que tanto esperamos durante el resto del año, aumentan las posibilidades de que nos pique algún insecto, entre ellos, los mosquitos.

Por norma general, las picaduras de insectos no suelen traer graves consecuencias a no ser que seamos alergicos, en cuyo caso tendremos que extremar precauciones, o el insecto en cuestión sea transmisor de enfermedades como la malaria.

¿Cómo evitar su picadura? 

La mejor manera de prevenir cualquier problema asociado a picaduras de insectos, como la malaria o el virus Zika es prevenir la picadura.

Según afirma el Director del Instituto de Dermatología integral (IDEI), el uso correcto de repelentes antimosquitos es la mejor medida preventiva contra el virus Zika.

Aunque parezca raro, el alimento natural de los mosquitos adultos, tanto machos como hembras, es el néctar de las flores. Pero, para la maduración de los huevos, los mosquinos necesitan un aprote extra de proteínas que obtienen de la sangre de animales y humanos.

Suelen picar al atardecher y al anochecer, y son atraidos por sustancias químicas de la piel y por el dióxido de carbono de las exalaciones.

La función principal del repelente es pasar inadvertidos en la presencia de mosquitos. No es un insecticida sino que su papel es hacer que el mosquito no nos detecte como presas.

¿Cómo se debe aplicar el repelente?

La forma de aplicar el repelente varía según la edad y es fundamental para aumentar su efectividad. Veamos:

En niños de 6 meses a 2 años debe usarse tan solo una vez al día. Entre 2 y 7 años debe usarse dos veces al día y a partir de esa edad, debe usarse tres veces al día.

Debe aplicarse en las zonas que vayamos a llevar al descubierto, evitando zonas como los ojos, nariz y boca. No es necesario aplicarlo en las zonas del cuerpo que esté tapadas por la ropa. Aunque si se aplica sobre mosquiteras y ropa aumentaremos su eficacia.

Además debe ser el último en ser añadido sobre nuestro cuerpo después de maquillajes, cremas hidratantes o protectores solares.

Tanto a primera hora de la mañana como al final del día conviene extremar las precauciones ya que son las horas de más probabilidad de sufrir una picadura.

En Naturfarmacia recomendamos el antimosquitos de RELEC especialmente diseñado para evitar las picaduras de los mosquitos portadores del virus Zika, el Dengue o el Chikungunya. Un buen compañero de viaje tanto para ir a la playa como para ir a cualquier zona tropical.