Cacao: La Fuente De La Eterna Juventud.

El cacao ha sido nombrado innumerables veces debido a sus beneficios sobre la salud y sobre el envejecimiento celular.

Y, efectivamente, todo esto es cierto, ya que nos encontramos ante un alimento rico en flavonoides (compuestos altamente antioxidantes) y especialmente efectivos como antiedad y para proteger la salud cardiovascular.

Además, las investigaciones demuestran que los flavonoides son de gran ayuda en la protección del sistema circulatorio y todo el sistema cardiovascular en general.

Pero hemos de tener en cuenta que no es lo mismo comer chocolate que cacao. Por lo que si queremos consumir chocolate y beneficiarnos de sus propiedades, este ha de contener como mínimo un 70% de pasta de cacao, no debe contener azúcares añadidos, ya que impide la correcta asimilación de algunos elementos como el calcio, ni leche.

¿Cuáles son las propiedades nutricionales del cacao?

Los principales compuestos activos del cacao son:

Los flavonoides, las vitaminas y minerales, todos estos en altas concentraciones, y muy superiores a las del té verde.

Contiene además, altas dosis de potasio y cobre, que son los responsables de la salud cardiovascular.

Calcio y magnesio, que son necesarios para el correcto funcionamiento de los órganos, sistema nervioso y muscular.

Triptófano. Es un aminoácido que favorece la producción de serotonina, un neurotransmisor implicado directamente en la sensación de bienestar.

Y, ácidos grasos esenciales. 

Beneficios del cacao para el organismo. 

Antidepresivo. Mejora el estado de ánimo.

Los granos de cacao contienen unos componentes similares a la dopamina, feniletilamina y serotonina, que son los encargados de producir la sensacion de bienestar en nuestro organismo.

Además, posee compuestos que estimulan la producción de serotonina como el triptófano.

Todo esto, sumado a que es un alimento especialmente energético hace que nos ayude a recuperar fuerzas en situaciones de cansancio físico y mental, manteniendo nuestra actividad.

 

Antioxidante. 

Posee una concentración superior al 10% de antioxidantes, es decir, tres veces superior al té verde y dos veces más que el vino.

Los antioxidantes juegan un rol imprescindible en el organismo ya que combaten directamente el daño celular y el riesgo de enfermedades degenerativas derivadas de la edad.

 

Mantiene una excelente salud cardiovascular. 

El cacao tiene la capacidad de reducir la presión arterial.

Además, posee magnesio que es otro de los importantes nutrientes para mantener una salud cardíaca óptima.

Protege de la formación de coágulos sanguíneos, lo que reduce el riesgo de infartos y paradas cardíacas.

 

Magnífico estimulante energético. 

El cacao reduce la ansiedad y estimula en estado de alerta. Nos mantiene con la mente despejada. Un vaso de cacao nos hará el mismo efecto que una taza de café, pero no contiene tantos estimulates como el café.

 

Genial contra el estreñimiento. Estimula nuestro sistema digestivo. 

Esto se debe a su alto contenido en fibra y a sustancias que son buenas para nuestra flora bacteriana.

 

Algunas indicaciones sobre como y cuándo tomarlo. 

Si se consume en forma de chocolate, este ha de contener un mínimo del 70% de cacao, no debe contener leche o derivados de la leche ya que inhibe la absorción de antioxidantes ni tampoco azúcar añadido.

Otra opción es tomarlo en batido de cacao o cápsulas de 400mg.

Debemos tener la precaución de no tomarlo por la noche ya que podría evitar que durmamos bien.

 

En Naturfarmacia apostamos por mejorar nuestra salud a través de alimentos naturales, por eso nuestro CACAO BIO SALENGEI tiene un 20% de descuento.