Detoxificación: Qué y Cuando.

ebido a una dieta descuidada, a los excesos del verano, al abuso de alimentos procesados, alcohol, tabaco, etc, o debido tan solo a que queremos mejorar nuestra salud y darle un ligero espacio de recuperación a nuestro hígado y riñones, es necesaria una detoxificación o depuración de nuestro organismo. Pero…

¿Qué es una detoxificación?

El cuerpo va acumulando toxinas que provienen del exterior como pesticidas, contaminantes, medicamentos, etc, o que provienen del interior de nuestro organismo como fruto de nuestro metabolismo o las sustancias tóxicas que generan las bacterias de nuestro intestino.

Los órganos como el hígado o el riñón son los principales encargados de eliminar las toxinas, previamente procesadas por el organismo. Actúan como filtros de todas las células, órganos, tejidos, sangre y sistema linfático.

Por lo tanto, una detoxificación es un proceso mediante el cual realizamos una limpieza de toxinas al organismo ayudando a dichos órganos en su tarea y aportándonos muchos beneficios a nuestro organismo.

¿Cuándo hacer una detoxificación?

Nuestro organismo nos avisa cuando hay una sobrecarga de toxinas debido a excesos puntuales o continuos. Estos son algunos de los síntomas que pueden aparecer y que podemos asociar a un exceso de tóxicos en nuestro organismo:

–      Sensación de cansancio y fatiga.

–      Síntomas digestivos como vientre hinchado, gases en exceso, pesadez, nauseas, malas digestiones…

–      Retención de líquidos.

–      Desequilibrios hormonales.

–      Problemas en la piel como el acné, sequedad, purito…

–      Dolores de cabeza.

Por supuesto con la aparición de estos síntomas es interesante hacer una detoxificación, pero también lo es en momentos como:

–      Después de un periodo de ingesta inadecuado o excesivo  como después del periodo estival o tras una época de ansiedad.

–      En un cambio estacional.

–      Antes de comenzar con un programa de pérdida de peso.

¿Cómo se produce esta depuración en nuestro organismo?

El organismo elimina toxinas transformándolas para que puedan ser eliminadas por la orina, las heces y sudor.

Mantener un hígado limpio y depurado es fundamental para que realice sus principales funciones implicadas en la depuración y decodificación del organismo.

¿Cómo ayudar al proceso de depuración continua de nuestro organismo?

Nuestro organismo está en continuo proceso de eliminación de sustancias toxicas y depuración. Pero podemos influir para aumentar esta capacidad de depuración con unos hábitos más saludables y limpiando y fortaleciendo nuestro hígado para un correcto funcionamiento:

–      Evitar los cereales procesados, la comida rápida y alimentos precocinados.

–      Incluir en nuestra dieta vegetales y frutas frescas, arroz integral, legumbres y semillas, ya que son ricas en fibra hidrosoluble.

–      Ejercicio.

–      Aportar agua en cantidad suficiente.

–      Evitar las grasas saturadas, tabaco, etc.

Además también podemos ayudar a nuestro organismo con algunos suplementos alimenticios naturales que nos ayuden después de épocas dónde nuestro ha sufrido los excesos.

En Nautrfarmacia contamos con un 20% de descuento a través de nuestra web.