¿Cómo Mejorar Las Defensas De Nuestro Organismo?

El otoño ha comenzado y con él viene el frío, las lluvias, la humedad, los resfriados, gripes, etc.

Es una época de transición donde el cuerpo necesita adaptarse para el invierno. Es por esto que nuestra salud tiende a resentirse ligeramente y es más fácil contraer cualquier tipo de enfermedad.

Esto suele deberse a una disminución de nuestras defensas y a una bajada de energía debido a las nuevas condiciones climáticas.

Pero nosotros podemos ayudar a nuestro organismo a pasar con éxito esta etapa de transición hacia el invierno y a fortalecerlo para combatir las inclemencias meteorológicas.

En primer lugar, debemos reactivar y fortalecer las defensas con lo que conseguiremos prevenir las enfermedades clásicas como la gripe, resfriados, catarros, etc y además recuperar la energía y sentirnos mejor.

 

¿Cómo aumentamos las defensas?

Para aumentar las defensas de manera natural existen tres frentes en los que podemos actuar.

El principal aspecto sobre el que debemos hacer hincapié es sobre la alimentación.  

– Comer muchas frutas y verduras frescas para el correcto aporte de vitaminas y sobre todo, de vitamina C.

– Las infusiones y los caldos vegetales o zumos, constituyen una buena fuente de compuestos que ayudan a fortalecer nuestras defensas y mantener en estado óptimo la temperatura corporal.

– Aumentar el consumo de pescados y mariscos ayuda a fortalecer nuestro sistema inmunológico.

– La Miel es un gran compañero del invierno debido a su alto contenido en inhibidinas, sustancias que le confieren propiedades bactericidas y antisépticas.

– El ajo es un antibiótico natural. Posee propiedades antibacterianas y antivirales. Su consumo nos protege contra las infecciones, incrementa las defensas del organismo mejorando nuestra respuesta a virus y bacterias.

– La cebolla es el mejor remedio natural contra las infecciones respiratorias ya sea faringitis o laringitis.

– Los alimentos rojos como el tomate, el pimiento, la remolacha, las grosellas, las fresas, las cerezas, etc poseen un alto contenido en carotenos y Vitamina A que ayudan a incrementar la eficacia de nuestro sistema inmunológico.

El segundo aspecto, que nos beneficia enormemente, no sólo a nivel del sistema inmunitario, es el ejercicio.

En una situación ideal sería conveniente hacer 30 minutos de ejercicio diario. Esto activa nuestro sistema inmunológico aumentando las defensas y además, te ayuda a mantenerte en forma. Un cuerpo sano es un cuerpo activo.

El estrés puede propiciar bajadas de defensas. Por lo tanto es interesante evitar, en la medida de lo posible, las situaciones de estrés. El ejercicio también nos ayuda a combatir las situaciones de estrés.

Y por último, la ayuda de un preparado a base de elementos naturales que nos aporte un extra a nuestras defensas.

La jalea real, el própolis o combinados de suplementos naturales junto con una buena alimentación y un poco de ejercicio harán que pases el invierno casi sin darte cuenta.

En Naturfarmacia apostamos por los suplementos naturales para reforzar las defensas. Por eso disponemos de un 20%de descuento en todos nuestros productos, a través de nuestra web, para que la llegada del invierno sea